A deleitarnos con las leguminosas!

Desde tiempos inmemoriales haciendo parte de la gastronomía, influenciando platos de muchas regiones del planeta: desde la fabada asturiana, el cocido madrileño, el potaje de garbanzos en España, la bandeja paisa en Colombia, las lentejas con Knödel en Austria, el cuscús Marroquí, los currys de la India, los frijoles negros a la Cubana, el falafel del Oriente, la feijoada de Brasil y Portugal, o la multitud de usos de la soja. Son unos cuantos ejemplos de cómo han hecho parte de nuestra alimentación.

Incorpóralas en tu menú semanal, como una manera de consumir un alimento que admite muchas combinaciones, para obtener platos muy nutritivos. Por su contenido proteico, de carbohidratos, vitaminas del complejo B, minerales como el magnesio, el potasio, el fósforo, el calcio, el zinc, además de fibra.
Algunas preparaciones podrían ser: en croquetas, o haciendo parte de ensaladas, platos acompañados con verdura, purés, o en hummus.

No sólo contribuyen a tu bienestar sino que también al del planeta. Ya que las plantas de las leguminosas benefician el terreno donde crecen. Los nódulos que se originan en las raíces fijan nitrógeno y alimentan a la planta y al suelo.

En caso de que las prepares, ten cuenta el tiempo de remojo. Por ejemplo: los garbanzos y los frijoles requieren por lo menos 12 horas (el agua del remojo no se utiliza para la cocción). Algunos tipos de lentejas sin embargo, no requieren remojo.


Las leguminosas que vienen procesadas listas para consumir son una buena opción que te ahorra tiempo, y que puedes combinar de formas muy diversas, con distintos tipos de cereales (como: espelta, quinua, bulgur, cuscús…) y verdura, para hacer un plato muy nutritivo, y con una proteína de muy buena calidad!.

Sabías que el maní es una leguminosa oleaginosa?

Si quieres que tu niño(a) coma equilibrado, sé el referente que tú quieras que él(ella) siga

El proceso de alimentación de los niños empieza a desarrollarse desde que están en el vientre de sus madres. Por supuesto, esto suena bastante coherente teniendo en cuenta que el feto vive gracias a los nutrientes que su madre le provee por medio de su propia alimentación. Pero en los estudios de JA Mennella, se demostró como la exposición prenatal y postnatal temprana a un determinado sabor, contribuyó al disfrute de los bebés a ese sabor cuando se les dió alimentos sólidos en la alimentación complementaria. Y que estas experiencias de sabor muy tempranas pueden proporcionar la base para las diferencias culturales y étnicas en la cocina. Lo que indica que una alimentación variada y saludable durante la gestación y la lactancia va a favorecer un mayor equilibrio alimentario en la infancia (1,2).

Es importante tener en cuenta que nacemos con una preferencia innata al sabor dulce. La leche materna tiene un ligero sabor dulce, y este sabor es interpretado como energía para el cuerpo, y ambos factores fueron importantes para nuestra evolución. Sin embargo la “neofobia” que muestran los niños como aversión a sabores nuevos y desconocidos parte también de un principio protector de la evolución, para evitar que comiéramos cosas desconocidas que podrían ser dañinas para nosotros. El miedo se supera a través de la imitación del modelo de alimentación de los padres y/o cuidadores y la frecuente exposición al alimento. Al principio, puede ser útil acompañado de otro alimento que ya es aceptado. Por ejemplo, si tú vas a una fiesta donde a ti nadie te conoce, y vas en compañía de otras personas que son muy conocidas y gozan de mucha popularidad, tendrás más probabilidad de tener más interacción con los otros que no te conocían. Y así también funcionaría con los alimentos en una comida.

La responsabilidad de los padres y/o cuidadores de los niños es brindarles alimentos que promuevan su crecimiento y desarrollo, pero deben ser los niños quienes decidan cuanto comer. Los niños siguen sus señales naturales de hambre y saciedad. Pedirles que se coman todo lo que está servido en el plato puede ser contraproducente porque deberá el niño pasarse por sus propios límites. Aunque si es positivo ofrecer constantemente nuevos alimentos para estimular el aprendizaje.

Así mismo, una alimentación estructurada juega un rol importante dentro de la vida familiar y social de los niños. En comunidad se aprende a disfrutar con los demás de la comida, pero es en el ambiente familiar donde se desarrolla una conciencia por una adecuada alimentación.

Por ello te sugiero, que si quieres que tu niño o niña tengan un buen referente para su alimentación o en general en su estilo de vida, tú te conviertas en el modelo que te gustaría que ellos imitaran.

En tiempos de COVID19

Hagamos que este tiempo de reducción del contacto social, por el que nos tenemos que pasar, sea vivido de la manera más positiva posible.

Muchos tienen funciones muy importantes para la sociedad, lo que les hace difícil manejar el tiempo entre el trabajo, los niños y/o la vida privada. Algunos tienen la posibilidad de trabajar desde la casa, pero otros en cambio están forzados a parar sus trabajos en éste momento. Sin embargo, todos esperamos, que este tiempo excepcional sea corto, y que juntos lo superemos de la mejor manera.

  • Planifica lo que vas a comer, para evitar desperdicios de comida.
  • Cocina con tus niños, con tu pareja, cocina para ti!
  • Disfruta de comer y preparar comida que te nutre, y que te mantiene inmunológicamente fuerte.
  • Muévete, así sea siguiendo videos de entrenamiento en Youtube. El deporte te hace sentir mejor y te fortalece!
  • Escucha música que te ayude a estar bien anímicamente.
  • Saca adelante trabajo que tenías pendiente, que mejor momento que ahora, que debemos estar en casa!
  • Se creativo para organizarte, crea un buen espacio de trabajo, y haz lo que tengas que hacer, ojalá desde casa para que no interrumpas tu rutina.

Si te sientes bien, ayudarás a que tus seres queridos o quienes viven contigo se sientan igualmente bien. El positivismo y la esperanza también son contagiosos!

Saber comunicar es un todo un arte

Hace aproximadamente dos años estaba bastante motivada por hacer un seminario, que pienso yo ha cambiando muchísimo mi forma de pensar pero a la vez ha tenido una gran impacto en mi forma de comunicarme con mis pacientes, con mis clientes, incluso con todo el circulo de personas en el que me muevo y hasta con mis seres mas queridos.

Y esto fue por el hecho de empezar a conocer el concepto de la “Entrevista Motivacional”. Un método de comunicación creado en los 80s-90s por los terapeutas Miller y Rollnick. Al principio se centro en las adicciones, pero luego se trato de crear un abanico de posibilidades para preparar las personas para el cambio de hábitos.

Miles de artículos se han publicado sobre el tema, y que abalan su utilización [1, 2, 3].  La idea es “danzar” con el paciente o cliente dentro de las cuatro fases en que se enmarca este tipo de entrevista: vincular, enfocar, evocar y planificar.

En todo momento se trata de una colaboración activa con el entrevistado, evocar desde el respeto sus motivaciones para el cambio, utilizar sus propios conocimientos acerca del tema, y de su propia vida, aceptar que suceda lo que suceda es el cliente/paciente quien toma la decisión personal para que el cambio se efectué o no, partiendo del respeto de su propia autonomía. Se trata en todo momento de explorar y resolver la ambivalencia que la persona muestra ante el cambio.

La empatía, y la compasión son valores fundamentales que acompañan en todo momento este tipo de comunicación. Muchas veces solo nos dedicamos a escuchar para responder, pero con esta técnica nos centramos en escuchar para poder entender. Se utiliza lo que la persona dice para reflejarlo en la conversación, y de esta manera se siente la persona que esta siendo de verdad escuchada. Es como si el entrevistador a través de preguntas abiertas, actuara como si fuese un espejo de la persona.

Al utilizar este tipo de lenguaje, es necesario aprender a escuchar sin juzgar, o evitar reflejos de corrección. Como cuando nosotras/os las/los dietistas-nutricionistas nos apresuramos en decirle al paciente/cliente que es lo que necesita dependiendo de su diagnóstico médico. Cuando en realidad, necesitamos es encontrar un punto medio entre un estilo de acompañamiento el que se “confía” en que el paciente/cliente es experto en encontrar lo que es mejor para él, y un estilo de guía donde se brinda información cuando sea necesario. No de persuadir para que la persona haga lo que uno piensa que debe hacer.

En ocasiones las personas que trabajamos en el ámbito de la salud, creemos o al menos eso creía yo, que con el conocimiento que habíamos adquirido debíamos en todo momento actuar rápidamente, para identificar todas las situaciones de riesgo para “ayudar” a las personas a disminuir ese riesgo potencial, a través de mejores hábitos en salud. Y sino lo lográbamos, esto podía generarnos mucha frustración. Pero es que si las personas no se sienten motivadas para realizar cualquier cambio que sea, es prácticamente imposible que el profesional pueda hacer algo.

Es como cuando una mujer asiste con su esposo a una consulta de nutrición, porque a él le acaban de diagnosticar diabetes, pero él solo asiste porque ella quiere. Porque en realidad a él no le interesa en absoluto. En este caso, el profesional intentará conectar con el paciente al inicio, y si es posible continuar hasta la fase de evocar, de manera que sea la misma persona a través de la entrevista, la que encuentre sus propias motivaciones, y el profesional con la conversación permitir que la persona pueda verlas. Pero es inútil crear de inmediato, un plan de nutrición si el paciente aun no se ha comprometido para un proceso de cambio de hábitos. Porque al final es la misma persona que son sus propios recursos llega hasta donde lo desea.

Utilizando esta técnica no se pregunta por ejemplo: Le preocupa su salud? que es una respuesta cerrada y no genera ninguna reflexión por si misma, sino por ejemplo, que aspectos de su salud le preocupan en este momento?

Por supuesto, esta técnica de comunicación es todo un arte que requiere años de práctica, que me hubiese encantado conocer en mis años como estudiante de universidad, y no después de dos décadas de practica laboral. Me hubiese ahorrado muchos pensamientos innecesarios pensando si lo estaba haciendo bien o no, en vez de centrarme en como comunicarme mejor.

El juego con la comida

El tema del que hoy quiero escribir, es acerca de mi visita a la exposición interactiva „Das Spiel mit dem Essen“ que en español sería algo así como „El juego con la comida“. Es la segunda parte de tres exposiciones que se están realizando consecutivamente para responder a la pregunta: ¿Por qué se come en el mundo como se come?

Esta segunda parte se está presentando desde principios de este año y culmina a mediados de Noviembre, y está ubicada en una región a una hora de Viena. Cautiva el visitante sumergiéndolo desde la experiencia en el mundo de la alimentación con datos históricos, actuales y de lo que podría ser en el futuro. La exposición comienza, a través de un recorrido de la distribución mundial de alimentos, a través de los puertos más importantes del mundo, para entender la logística alrededor de los contenedores y las rutas marítimas.

¿Sabías que en Asia se encuentran los diez puertos mas grandes del mundo? ¿Qué el barco de carga mas grande del mundo le caben aproximadamente 21.413 contenedores? ¿Qué solo en un contenedor pueden caber un poco más de 7.000 paquetes de cornflakes?¿Y qué el transporte de alimentos, por medio de este transporte, es el que menos produce emisiones de CO2, a pesar de que un barco de carga, gasta hasta 9 toneladas de combustible por hora?

Del tema de los contenedores se pasa al de el empaque. Importante para asegurar que los productos lleguen al destino en condiciones óptimas. El origen de las latas como envases se remonta a la época de Napoleón Bonaparte, cuando Nicholas Appert desarrolló este concepto para hacer que los alimentos sean más duraderos y transportables. Hoy en día, el uso de plásticos como material de embalaje es un gran problema que se nos escapa de las manos. Somos una generación que produce grandes cantidades de residuos derivados justo de éstos materiales. Por ejemplo, la vida media de una bolsa de plástico es de solo unos 12 minutos.

La exposición describe el concepto y la historia del „supermercado de autoservicio„, que existe desde 1916, cuando el estadounidense Clarence Saund abrió el primer mercado de este tipo. Desde entonces, el concepto se ha convertido casi estándar en todo el mundo, y es lo que en la actualidad la mayoría de personas utiliza en las ciudades. En 1974, el 13.5% de los gastos de alimentación de una familia se gastaron en gastronomía (por ejemplo: visita al restaurante, a una pizzería), en 2015 ya era del 33.5%. Las estimaciones muestran que una persona pasa unos dos años de su vida haciendo compras. Sin embargo, el modelo tal como lo conocemos también está sujeto a grandes cambios. Amazon por ejemplo, quiere lanzar mini supermercados (Amazon Go), en el que no hay caja registradora. Los clientes se registran utilizando una aplicación de su teléfono inteligente y las cámaras registran automáticamente lo que el cliente saca de los estantes y coloca en el carrito de compras. Todos los productos seleccionados terminan en la factura sin tener que registrar todos los productos en una caja registradora. En Corea, hay supermercados virtuales en las estaciones de autobús o metro donde se pueden seleccionar productos en base a fotos colocadas en estantes. Con el teléfono inteligente se escanean los códigos de barras, el pago se realiza en línea y el pedido se entrega directamente a la vivienda del cliente. A su vez, una empresa sueca ofrece un supermercado móvil, que también puede funcionar a través de una aplicación.

Pero al lado de todo el boom tecnológico que comienza a aparecer en algunos sitios, existen muchos productores, que por medio de plataformas en Internet están haciendo posible que las personas que lo deseen se puedan inscribir, y recibir cada semana o solo algunas veces al mes una canasta con alimentos que sólo son producidos localmente y por temporada. También algunas empresas utilizan ya la posibilidad de recoger productos bio directamente desde el productor y transportarlos en bicicleta hasta el consumidor. Mientras una persona en Austria come una manzana neozelandesa que ha viajado 18.000 km para llegar al supermercado, esa misma persona puede consumir una manzana de una región de Austria que solo ha viajado 130 km.

En la actualidad donde tenemos en algunas regiones del planeta, tanta accesibilidad a diversos alimentos. También esta el hecho de la gran cantidad de alimentos que se desperdician. En Austria unas 157.000 toneladas de alimentos al año van a la basura. Y afortunadamente existen iniciativas como Foodscharing que están tratando de que estas cifras disminuyan. Algunas marcas de alimentos austriacos también están tratando de evitar el uso de aceite de palma debido a los masivos problemas ecológicos que está causando en los sitios donde se siembra la palma. Especialmente en Indonesia donde para sembrar la palma es necesario utilizar enormes superficies del bosque tropical que se convierten en una amenaza para el sustento de la población, genera trabajo infantil, además de ocasionar daño irreversible en la población de los orangutanes. Cada hora se destruye una superficie del tamaño de 146 canchas de fútbol en Indonesia.

Existen muchos sellos de calidad que tratan de orientar al consumidor acerca de la calidad del producto que se esta comprando. Sin embargo, el consumidor debe ser critico en cuanto a las normas de sostenibilidad que el producto realmente cumple. Por ejemplo el sello de calidad MSC (Marine Stewardship Council) que identifica productos procedentes del mar, de acuerdo a Greenpace, no cumplen los estándares de sostenibilidad, ya que las organizaciones de protección del medio ambiente sólo ven posible parar completamente la pesca del mar, para que pueda tener tiempo la población marina en recuperarse. Greenpace sugiere para Austria, el consumo de pescado ecológico producido en estanques ubicados en el país.

Al lado de la innovación que se está desarrollando en todos los aspectos de la alimentación, también están las cifras que nos hacen reflexionar acerca de muchos aspectos que suceden en el mundo. Cuando por ejemplo se constata que el precio del trigo, el arroz y la soja se ha triplicado entre 2005 y 2008. Y que mientras en los países desarrollados se otorga un 5% a un 10% para alimentación, en los países en vía de desarrollo es hasta un 60% del salario que se dedica a ello. También está la disparidad en cuanto al uso del agua, ya que 2,100 millones de personas, no disponen en su casa de ninguna fuente posible de agua para beber. Y que un 41% de la población mundial vive en las zonas mas áridas del planeta.

La exposición es una invitación a tomar consciencia de todo aquello que compramos, y exigir más transparencias a los productores. Conocer de donde viene lo que consumimos, y dar más prioridad a lo regional y de estación. Como una manera para apoyar el mercado local y beneficiar el medio ambiente.

Con lo que comes dejas tu huella en el planeta!

Hierbas y especias: El tesoro resguardado en cada cocina!

Para la mayoría de las personas sería impensable preparar y saborear su comida sin especias ni hierbas. El orégano, el pimentón, el curry, el chili, la canela y la vainilla son solo algunos de los muchos condimentos que existen y se usan en el mundo. Hacen la pequeña o gran diferencia en las recetas e incluso distinguen culturas. El cilantro y la cebolla, por ejemplo, son indispensables en la cocina latinoamericana. El ajo, la albahaca y el orégano son indispensables para la cocina mediterránea. El curry, el jengibre y el cardamomo definen los sabores de la cocina asiática. ¿Te imaginas un plato hindú sin curry, una pizza sin orégano, un gulash sin pimentón, un gazpacho o un chucrut sin comino o una paella de mariscos sin azafrán?

Un descubrimiento debido al azar

Las hierbas y especias provienen de diferentes partes de la planta, y se utilizan para impartir un aroma y sabor a los alimentos. Condimentar los alimentos fue un proceso que de alguna manera se inició de manera fortuita. Cuando cazadores y recolectores al envolver por ejemplo la carne para prolongar su duración, la envolvieron con ciertas hojas, arbustos, cortezas, bayas, etc… y notaron que luego éstas podían darle un mejor sabor.

Las hierbas y especias en la antigüedad

Las especias se han utilizado en la antigüedad debido a la experiencia de que varias hierbas y especias tienen la capacidad de hacer que los alimentos sean más duraderos. Hoy, sabemos que por ejemplo, la oxidación de los lípidos se retrasa, lo que retrasa la ranciedad, y el efecto antibacteriano que poseen también contribuye a una vida útil más larga.

Ya en el antiguo Egipto, incluso se les atribuyeron a algunas hierbas y especias ciertas propiedades terapéuticas. En la antigua Roma también se utilizaban un sin número de ellas para condimentar la comida. Y en la actualidad aún hacen parte de la cocina mediterránea, como: el orégano, el eneldo o la mejorana. A las que también se les atribuía propiedades medicinales o afrodisíacas.

Tan importantes han sido los condimentos en el desarrollo de la gastronomía que tenemos actualmente, que no podemos olvidar que hasta Cristóbal Colón llegó al continente americano en su búsqueda por encontrar especias. Él inicialmente pretendía encontrar una ruta marítima alternativa a Asia, como solía hacer Marco Polo, y establecer de esta manera una nueva ruta comercial en la que las especias pudieran transportarse de Asia a Europa.

En la Edad Media, era una señal de alto estatus usar muchas y exóticas especias en la preparación de los platos. Las especias a veces incluso se usaban como medio de pago. De ahí la conocida frase: „pagar en especias“.

Propiedades de las hierbas y especias

En estudios se ha podido constatar los efectos positivos de las hierbas y especias en la salud, debido ​​a las sustancias bioactivas que contienen. Estas son sustancias que se encuentran en pequeñas cantidades en plantas o alimentos, como: compuestos sulfurados, saponinas, fenoles o polisacáridos. Que les confieren propiedades terapéuticas, por ejemplo, como antioxidantes, antiinflamatorias, antidiabéticas, antihipertensivas, antimicrobianas. En los último años, también se ha explorado su influencia en la salud digestiva (potencial prebiótico).

Por ejemplo, en estudios, el ajo se ha asociado con propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antibacterianas, antifúngicas, inmunomoduladoras, cardiovasculares, anticancerígenas, hepatoprotectoras, protectoras del sistema digestivo, antidiabéticas y neuroprotectoras.

El jengibre se ha relacionado en estudios con la reducción del azúcar en la sangre y las propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antimicrobianas.

La cúrcuma se ha estudiado ampliamente en los últimos años, principalmente debido a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. En algunos casos, incluso se sugiere usar la cúrcuma como coadyuvante en enfermedades autoinmunes y enfermedades reumáticas, o usarla simultáneamente en terapias oncológicas.

Para la canela, se han demostrado varias propiedades en estudios en animales in vitro e in vivo: reducción de azúcar en la sangre, nivel de colesterol y presión arterial. Esto sugiere que la canela tiene un efecto positivo sobre el sistema cardiovascular. Aparte de eso, la canela tiene las propiedades habituales: antiinflamatoria, antimicrobiana, antiparasitaria, y antioxidante.

También se ha demostrado que el orégano, la salvia, el romero, la menta, la albahaca y el tomillo tienen un efecto antioxidante debido a la gran cantidad de fenoles. Los clavos, por otro lado, se ha encontrado que han contribuido positivamente al tratamiento con antibióticos sobre las bacterias orales.

Las hierbas y especias generalmente contienen muchos compuestos bioactivos. Los estudios indican que estos deben explorarse en mayor profundidad para estimar mejor las cantidades de hierbas y especias que deben ser consumidas por la población.

La gran cantidad de efectos beneficiosos que tienen las hierbas y especias pueden desarrollarse especialmente cuando el estilo de vida se centra en la salud (alimentos saludables, ejercicio adecuado…). Complementando preparaciones saludables con una percepción sensorial interesante, y de esta manera contribuyendo al éxito de muchas recetas.

Al utilizar hierbas y especias, es posible reducir o incluso omitir otros ingredientes menos ventajosos, como grasas saturadas, sal o incluso azúcar. Esto hace posible preparar alimentos más saludables que además sean más apetitosos.

Las hierbas y especias ayudan a condimentar tu comida con salud!

Oncología y nutrición: Juntos por el bienestar del paciente

A finales de marzo se celebró en Viena el congreso número 36 de Nutricionistas-Dietistas con el tema: Oncología y Nutrición. Motivo por el cual quisiera hacer un resumen sobre los interesantes temas que se abordaron por los diferentes especialistas: médicos, nutricionistas-dietistas, psicológos, entre otros especialistas.

Para empezar, quisiera definir lo que es el cáncer, y recordar que es la segunda causa de muerte en el mundo. Es una enfermedad a la que pertenecen, en realidad varias enfermedades, y que están caracterizadas por el desarrollo de células anormales que se dividen de manera incontrolable. Ocasionado por cambios (mutaciones) en el ADN dentro de las células. El ADN viene en cada célula en un gran número de genes individuales. Cada uno de éstos genes contiene unas instrucciones que indica a la célula que funciones realizar, como crecer y dividirse. Las mutaciones genéticas suceden con frecuencia durante el crecimiento normal de las células. Pero las células contienen un mecanismo que reconoce cuando ocurre un error y se repara. Si ocurre un error en las instrucciones, puede suceder que la célula sana, detenga su función normal y se convierta en una célula cancerosa, y que permita un crecimiento acelerado, no detenga el crecimiento acelerado de las células, o que cometa errores al reparar errores en el ADN.

Las mutaciones genéticas de nacimiento (heredadas por los padres, y que son un pequeño porcentaje de los cánceres) y las que se adquieren a lo largo de la vida (la mayoría de las que ocurren y no son heredadas), están ocasionadas por factores tales como: el tabaquismo, el tipo de alimentación, el alcohol, la obesidad, la radiación, los virus, químicos que pueden ser agentes cancerígenos, etc. Se podría estimar en cerca de un 50% los factores debido al estilo de vida y del medio ambiente. En un post anterior escribí acerca de los factores de prevención, a través de la alimentación que la World Cancer Research Foundation recomienda (ver aquí el post).

Hay evidencia en como algunos factores nutricionales, ejercen un papel preventivo en el cáncer. Como sería por ejemplo: la relación entre el consumo de fibra, el ajo, los lácteos, y la disminución en el riesgo de desarrollar cáncer de colon. El consumo de verduras y la disminución del riesgo de cáncer de cavidad bucal, laríngeo y faríngeo. El consumo de frutas y el riesgo disminuido de cáncer de pulmón, cavidad oral, laríngeo y faríngeo. La ingesta de café y la disminución del cáncer de hígado y útero. Pero también el consumo de alcohol con el riesgo de cáncer de riñón, así como la lactancia con un papel preventivo para el cáncer de mama. Además de la actividad física regular que se ha visto relacionado con la reducción del desarrollo de carcinomas de colon, mama y útero.

Los tratamientos a través de la quimioterapia, las cirugías, la radioterapia y sobre todo en los últimos años con la inmunoterapia, han traído consigo la posibilidad de combatir en muchos casos el cáncer de manera eficaz, sobre todo cuando se ha diagnosticado rápidamente la enfermedad.

La inmunoterapia es un tratamiento que estimula las defensas naturales del cuerpo a fin de combatir el cáncer. Por medio de sustancias producidas por el cuerpo o fabricadas en el laboratorio para mejorar o restablecer el sistema inmunitario. Ha sido hasta ahora utilizado eficazmente en el tratamiento del cáncer de pulmón, melanomas malignos, cánceres de cabeza y cuello, así como carcinomas del tracto urinario, renal, y algunos tipos de cáncer de mama y carcinomas gastrointestinales.

Es importante la evaluación integral y/o multidisciplinar del paciente, con respecto al tratamiento más óptimo que debe recibir, ya que cada vez será más trascendental la personalización. Es fundamental, vigilar en todo momento su estado nutricional, por medio de parámetros como el peso, y los diferentes componentes corporales (musculo, grasa, hidratación…) y el adecuado manejo de síntomas que puedan aparecer, debidos al propio diagnóstico y/o tratamiento oncológico, para que el paciente pueda tolerar mejor el tratamiento, y así también repercutir positivamente en su calidad de vida.

Espero que muy pronto se hallen muchas respuestas a una gran cantidad de temas de investigación que se están trabajando en el mundo entero de como avanzar en los tratamientos para todos los pacientes, y que las medidas para mejorar el estilo de vida se sigan expandiendo como una herramienta de prevención para combatir esta enfermedad.

Agua, el elixir de la vida

El agua es una sustancia tan fundamental para la vida en nuestra tierra que no existiríamos sin ella. Y aprovechando que hoy es el Día Mundial del Agua, quería contarte un poco más acerca de esta sustancia tan vital.

En el léxico, el agua se describe de la siguiente manera:

„Es una sustancia líquida constituida por hidrógeno y oxígeno (H2O). Que no tiene olor, color ni sabor, que se encuentra en la naturaleza en estado más o menos puro formando ríos, lagos y mares, que ocupa las tres cuartas partes del planeta Tierra y forma parte de los seres vivos“. [1]

Al nacer, el ser humano esta compuesto en aproximadamente el 75% de agua. Como adulto, todavía hay alrededor del 60%. De éste porcentaje, casi dos tercios están dentro de las células, y la proporción varía mucho según el tipo de tejido. En el tejido adiposo, la proporción es de aproximadamente el 10% y en la sangre un 83%. Gracias a este contenido de agua, la sangre es lo suficientemente fluida para transportar oxígeno y nutrientes a las células.

Además de este papel crucial del agua en el transporte, también es importante para la digestión y la absorción de los alimentos, en la excreción de desechos importantes del metabolismo, a través de la orina y las heces. También, contribuye a la regulación de la temperatura corporal, mantiene húmedas las membranas de las mucosas, lubrica las articulaciones, además de cumplir otras muchas funciones más.

Absorbemos agua en nuestros cuerpos a través de los líquidos y los alimentos que ingerimos. Para que nuestras células, y por lo tanto, nuestros órganos puedan trabajar sin restricciones, es necesario que garanticemos una hidrogenación adecuada (es decir, el suministro de agua) en todas las etapas de nuestras vida. La fatiga, las migrañas o la dificultad para concentrarse pueden ser causadas por la escasez de agua. A algunas personas les ocurre que confunden la sensación de sed causada por la deshidratación con la sensación de hambre.

La sensación de sed surge cuando la persona ha perdido más del 1% del agua que necesita el cuerpo. ¡Y no hay nada mejor que el agua pura para calmar tu sed! Para personas sanas en condiciones normales, se recomienda beber por lo menos de 2 a 2,5 litros de agua por día. Al permanecer en un ambiente con temperaturas más altas, durante el deporte o en caso de fiebre, se debe tener más precaución con la ingesta adecuada de líquidos. El agua también se puede consumir en forma de infusiones, jugos naturales (preferiblemente sin azúcar), sopas de verduras y similares. Lo más importante es que siempre te mantengas bien hidratado. Si la orina que excretas es oscura, o de color ámbar, puede indicar que es necesario que te hidrates más.

Es responsabilidad de todos, que algo tan esencial como es el agua, para nosotros los humanos y la naturaleza, la cuidemos y hagamos un uso adecuado de ella, en todas las situaciones cotidianas (en la limpieza, producción de alimentos, fabricación de ropa, en la industria…etc). Y hoy más que nunca, urge un cambio de mentalidad en la sociedad, acerca de como debemos utilizarla.

Si tienes la suerte de beber un vaso de agua fresca que has llenado del grifo, es un gran privilegio, pero que realmente debería tener todo el mundo. Ya que 3 de cada 10 personas en el planeta (2.100 millones de personas) no cuentan con un suministro de agua potable en sus hogares, que esté disponible cuando sea necesario y esté libre de contaminación química, microbiológica y tóxica. De éstos, 844 millones ni siquiera tienen acceso cercano al agua potable. Para 263 millones de personas, la fuente de agua potable más cercana está a más de 30 minutos y 159 millones de personas beben aún del agua de superficies no tratadas de ríos o lagos. [2]

Cuidado, viene el estrés!

Alicia tiene hoy en la mañana un importante examen en la universidad. Como estuvo estudiando hasta muy tarde, no escucha la alarma del despertador cuando suena y sigue durmiendo. Cuando finalmente se despierta y mira el reloj, se asusta mucho. Su sistema de alarma biológico se dispara y hormonas tales como: la adrenalina y el cortisol empiezan a segregarse.

Estrés!

Su ritmo cardíaco se dispara, las células obtienen más oxígeno y energía, por lo que Alicia puede moverse más rápido. Y así, ella salga de su casa lo antes posible y poder llegar a presentarse al examen a tiempo.

Estrés!

El estrés que siente Alicia es una reacción a una emergencia. En este caso, no es de un león del que Alicia tiene que huir, pero al menos el exámen es muy importante para ella, y eso genera esta respuesta en su cuerpo. El estrés nos ayuda a responder, a movernos y a pensar más rápido, para que podamos superar una situación de emergencia.

Sin embargo, cuando el estrés se vuelve crónico, lo llamamos „distres“. Una situación que reduce el bienestar y que cuando éste estrés negativo se instala durante un largo período de tiempo, también puede afectar la salud. Algunas hormonas se segregan en mayor medida, lo que puede provocar presión arterial alta y cambios en el metabolismo, que inciden negativamente en muchos aspectos fisiológicos del cuerpo. Por ejemplo, la respuesta inmune a agentes patógenos puede verse debilitada por el estrés. Puede existir mayor propensión a afecciones cardiovasculares, óseas, neurológicas e incluso trastornos psiquiátricos. Además, las personas estresadas suelen tener hábitos menos saludables, como comer de manera menos saludable, hacer menos ejercicio o dormir mal.

El cuerpo no puede funcionar óptimamente bajo estrés continuo. Los estudios han demostrado que el cortisol puede aumentar el apetito y aumentar la elección de alimentos ricos en calorías, aumentar la acumulación de grasa, especialmente a nivel visceral, afectando en consecuencia el peso [1, 2, 3].

Lo más importante, por supuesto, es encontrar y reducir el desencadenante del estrés negativo. Pero también es muy recomendable tener una dieta equilibrada, ejercicio regular y cubrir las demandas de sueño. Para reducir el estrés, también se recomiendan actividades como yoga, meditación y ejercicios de relajación, entre otras.

En el 2019, prepárate para lidiar con tu estrés y evita los factores que pueden desencadenarlo exacerbadamente de manera negativa, para no tener que pagar con tu salud. Piensa detenidamente qué hace que te sientas bien y equilibrado contigo mismo y con tu entorno.

Cuarta parte de los resultados de la encuesta: Asociaciones

En nuestro cerebro formamos nuestros conceptos, gracias a la conexión que hacemos entre símbolos con las experiencias, pensamientos, información sensorial etc. que hemos tenido a lo largo de nuestra vida. Por lo tanto, es algo sumamente personal la manera como cada persona vincula el significado de ciertas cosas. Que a su vez, también está marcado por el grupo social en el que se ha crecido, la sociedad en la que uno se ha integrado, la cultura, la religión, el idioma, entre otros muchos aspectos.
Por ello, es tan importante ese primer contacto de los bebés con los alimentos, porque ya desde allí están almacenando información vital para su alimentación.
Probablemente, si piensa por ejemplo en un sabor de la navidad, quizás vaya a la carpeta de almacenamiento de sus recuerdos de la infancia (en su mente) y tendrá información de algo que desde entonces le gusta, y podrá distinguir entre características como el sabor, la textura, el olor de ese alimento junto con las sensaciones que éste le provoca.

En esta parte de la encuesta era interesante para mí, adentrarme en las asociaciones que las personas tenían, para averiguar como eran interpretados algunos conceptos de alimentación. Y por las respuestas que obtuve las clasifiqué por características, sensaciones, emociones, con respecto a la salud, u otras consideraciones.

Azúcar

El azúcar fue asociada directamente con las propiedades físicas como: con el sabor dulce o que sabe bien. Con impresiones sensoriales tan diversas como: frío, cálido o letargia. Para algunos evocaron emociones como: relax, disfrute, preferido. Mientras que para otros algunas como: malo, pérdida de control, malvado, peligro, veneno. Otros la relacionan directamente con enfermedades como: la hipertersión, aumento del colesterol, diabetes o con la posibilidad de enfermar en general, y también como la causa del aumento de peso o de caries.  También se vinculó con alimentos que la contienen como: bebidas azucaradas, Coca Cola, dulces, o con la acción de consumirlos: „comer golosinas“. Otros tuvieron asociaciones tan variadas como: „comerlos en la adecuada cantidad“ con  „calorías“ o incluso con el „sol“.

Grasa

La grasa estuvo también asociada con algunas propiedades como: calienta, pesada, nutritiva, potenciadora del sabor, espesa, aceitosa o con calorías. Representó para algunos encuestados sensaciones como: deliciosa, buena, o tan contrarias como: oscuridad y luz. A la vez que aspectos emocionales tan diversos como: buena o nada buena. Con respecto a la salud, se relacionó con: aumento de peso, sobrepeso,  „gordo“, con enfermedades como hipertensión, obesidad, o con la enfermedad en general. Pero también se formuló como „muy importante consumir la adecuada cantidad y tipo de grasa“, „la buena grasa es muy importante“. Así como con algunos alimentos en los que suele estar presente: papas fritas, fritos, aceite, tocino, bollería, o también asociado al sol.

Verdura

Las verduras estuvieron asociadas a sus propiedades, por ejemplo: coloridas, verdes, baratas. Las impresiones sensoriales que se describieron fueron: fresca, activa, deliciosa, crujiente, o de bienestar.  Los términos emocionales asociados con las verduras son: muy buenas, no son las preferidas, muy importantes, energía o  vida. Además, se discutieron las propiedades de las verduras en relación con la salud: alimentos saludables, necesarias, fibra, antioxidantes, vitaminas. Los alimentos que se han asociado directamente con el concepto fueron: zanahoria, espinaca, espárragos, verduras crudas, lechuga y legumbres. También con conceptos muy generales como: sol, mar, plantas, orgánico y naturaleza.

Proteína

La proteína se asoció con la propiedad de ser blanca, clara, o que sacia. A nivel emocional con los conceptos de: importante, vida, bienestar, fuerza, energía, buena, de buen sabor, importante. Con respecto a aspectos de la salud como:  saludable, formadoras de músculo, comerla en moderación, aumento de peso, también con músculos o masa muscular. Con alimentos que la contienen como: carne, pollo, pescado, huevo frito, clara de huevo, polvo de proteína o soja. También directamente relacionada con su definición: cadena de aminoácidos. Además de imprescindibles en el deporte o con animales.

Carbohidratos

Para los carbohidratos, se mencionaron las siguientes propiedades: saciedad, delicioso, con cuerpo, calorías. Los términos emocionales que se comentaron fueron: energía, cálido, difícil, bueno, ligero. En términos de salud: poco saludable, necesario, grueso, indispensable en las cantidades correctas, dieta baja en carbohidratos.  Además se relacionaron directamente con  alimentos que los contienen: papa, azúcar, pasta, arroz, harina, pan, yuca.

Fruta

Para las frutas hubo la vinculación con las características físicas: dulce, amarga, jugosa, fresca, color y rojo. Otras impresiones sensoriales que se mencionaron fueron: delicioso, sabe bien. Los aspectos emocionales que se comentaron fueron: placer, bienestar, OK, disfrutar, energía, vida. Con respecto a la salud, los participantes del estudio escribieron: vitaminas, saludables, fibra, una fuente de azúcar saludable e importante en la dieta, o que debido a la fructosa son en su mayoría insalubres. También hubo asociaciones directas con algunas frutas: piña, kiwi, mango, manzana, durián, plátano, fresas, pero también con otros alimentos como: jugo, bocadillo, desayuno, cereales. Finalmente, se citaron otras asociaciones como: calorías, sol y agua.

Lácteo

Los lácteos también fueron asociados con una serie de propiedades como: suaves, blancos, ligeros. Se vincularon con impresiones sensoriales como cremosos, fríos, pesados, de sabor (generalmente), pegajosos y de disfrute. A nivel emocional, se relacionaron con las siguientes afirmaciones: buenos, no son necesarios, despreciables, insalubres. En términos de salud, se comentó la „inflamación del intestino“. Los lácteos se asociaron directamente con alimentos, tales como: queso, leche, productos lácteos, yogur. También se mencionó que son una fuente de calcio, proteínas y grasas. Finalmente, se comentaron algunos otros términos: vaca, pobres vacas, luz, granja y versátil.

Omega 3

Los omega 3 fueron relacionados directamente con las propiedades físicas, como: aceitosa o cálida. Con aspectos emocionales como: buena grasa, importante, muy buenos, sobreestimados. Asociados con factores relacionados con la salud, como: esencial, saludable, metabolismo, colesterol, pensar, juventud, cerebro, cabello, y vitaminas. Además vinculados con alimentos que los contienen: pescado, aceite saludable, aceite de linaza, super alimentos, salmón, aceite de pescado. Y también asociados con su definición: ácidos grasos, y además de con el sol.

Gluten

El gluten fue asociado con factores emocionales como: perjudicial, producto prohibido, negativo, difícil, sin importancia, ningún problema, y energía. Con aspectos relativos a la salud como: intolerancia, dolor de estómago, gordo, sobrepeso, inflamación intestinal, no adecuado para todo el mundo, o saludable. Con alimentos como: harina de trigo, pan, pasta, carbohidratos y levadura. Además de otros aspectos como: luz, injustamente juzgado, inconformidad.

Bio

La palabra Bio fue vinculada con factores relativos a la salud, tales como: saludable, o „sin importancia para mí“. Con propiedades tales como: verde, naturaleza, costoso, „forma de hacer dinero“, desvalorizado, sostenible, buena calidad. Además de aspectos emocionales como: muy importante, vida, lógico, bueno, alimentación consciente. Además de otros aspectos como: sin aditivos, etiqueta, rutas de transporte más cortas, clima, ecología, sol, y con yogur.

Mis pensamientos acerca de éstas asociaciones

Todas las respuestas son válidas para cada persona dependiendo de su manera de relacionarse con ese concepto. Lo importante, es que los conceptos que se tengan no lleguen a afectar la salud (por ejemplo, al evitar ciertos alimentos que no son correctamente sustituidos por otros y que puede conllevar a ciertos tipos de carencias). Por ello, es esencial que a través de la auto reflexión se considere si lo que se piensa puede ser acertado o no, o de que manera puede influir.

No se trata de demonizar o poner en un pedestal determinado alimento, porque justo eso son: „alimentos“ que nos permiten a través de su consumo, proveernos de lo que como seres humanos necesitamos para vivir. También está el hecho de que por moda algunos alimentos parezcan mas importantes que otros, o que otros dejen de serlo, y es aquí donde las personas que nos dedicamos a la nutrición, nos interesamos por restablecer el concepto de equilibrio: tomando de cada alimento en la justa medida, ni más ni menos.

A veces, uno podría pensar que todo lo que es bueno para el cuerpo humano se debe comer todos los días y en grandes cantidades tanto como sea posible. Pero este no es un camino que lleve a una dieta saludable a largo plazo. Por ejemplo, no tendría sentido solo comer salmón y manzanas todos los días solo porque son alimentos „saludables“. Es mejor comer variado y balanceado. Por supuesto, esto es más difícil porque cada vez que comes, tienes que volver a pensar que es lo más conveniente para ti.

Es interesante para mí, ver la importancia que se le da a la proteína, que realmente necesitamos en un 15% aproximadamente de nuestra alimentación, para que cumpla su papel en nuestro organismo. Mientras que muy pocas personas asocian la grasa con su relevancia al consumirlas de buen origen (insaturadas, por ejemplo: pescados grasos como: sardinas, el aceite de oliva, frutos secos…), y que son vitales, entre muchas cosas por su papel en la composición de la membrana celular, o el que algunas vitaminas (como la A,D,E,K) puedan absorberse.  Los omega 3 son ácidos grasos esenciales que no se producen en nuestro organismo y por eso, debemos consumirlos con los alimentos. Pero no deben asociarse al consumo de suplementos adicionales, sino al consumo de los alimentos que son fuente (además del salmón, en otros pescados como: trucha, atún, o en semillas de lino, chia, aceite de colza o cánola …).

Aunque gran parte de los encuestados tuvo una asociación de los carbohidratos con alimentos que lo contienen, quisiera recordar que éstos deben por lo menos representar el 50% de lo que consumimos para tener un buen balance. Los deportistas de alto rendimiento saben que si quieren obtener un excelente desempeño es justo con el consumo suficiente de hidratos de carbono que lo pueden lograr. Además, que los hidratos de carbono provenientes de cereales integrales o de legumbres, ofrecen una excelente fuente de vitaminas del complejo B (con excepción de la Vitamina B12 que procede de alimentos de origen animal o de suplementos para el caso de las personas veganas), y fibra, esta última tan importante en la salud de la flora intestinal que redundará finalmente en la salud de todo el organismo, tanto física como mentalmente.

Es necesario tener en cuenta, que antes de omitir algún alimento o grupos de alimentos que se asocien con algún síntoma o efecto perjudicial, es importante observar con un especialista en el área (como: médico, nutricionista-dietista), que es lo que en realidad está sucediendo, y que sea bajo un diagnóstico clínico que lo corrobore, para buscar otras posibilidades.

Se critico con lo que comes, y recuerda que te conviertes en todo aquello que haces. Somos el resultado de nuestros hábitos, así que piensa que es lo que más favorece tu bienestar y el de todo el planeta!

De nuevo muchísimas gracias por participar en la encuesta, que me permitió analizar mucha información.

Te deseo, que tengas una maravillosa, y saludable Navidad con todos los seres que te rodean!