El tesoro que albergan los países de la cuenca del Mediterráneo

Cuando viví en España, tuve la oportunidad de enriquecerme tanto a nivel profesional como personal. Y en el acercamiento cultural por este maravilloso país, me llevó al descubrimiento de la Dieta Mediterránea. Es un concepto bastante amplio, completamente fascinante, que alberga una forma de vida, de hábitos, formas de comunicación, de socialización, de la preparación de los alimentos, de su disfrute, y sobre todo, a través de los alimentos que hacen parte de ella.

Caracterizándose por la abundancia de alimentos de origen vegetal como: frutas, verduras, hortalizas, legumbres, semillas, cereales con una predominancia del trigo, consumo de pescado, la ingesta moderada de carnes rojas y lácteos,  la utilización del aceite de oliva en las preparaciones culinarias, y tomar vino de forma moderada.

Estudios señalan los numerosos beneficios que representan para la salud, el seguimiento de este tipo de dieta. Como pueden ser, la prevención de enfermedades cardiovasculares , diabetes (2), obesidad (3) o algunos tipos de cáncer (4) (5). Además de otorgar una mayor calidad de vida (6).

Es comprensible porque haya sido declarada por la UNESCO como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. Y yo una fan más, que divulgue sus virtudes para la salud.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht.

*