Cómo mi alimentación influye en el medio ambiente

Quién no se siente maravillado del planeta en que vivimos? Sea lo que sea que pensemos es nuestra casa, y posiblemente la única que tendremos en los próximos años. Por ahora no creo que ningún de nosotros se vaya a cambiar a otro. Pero realmente cada generación que pasa, deja mejor este planeta, que como lo encontró?

Los avances que hemos hecho como humanos han sido de una manera extraordinaria, así que deberíamos usar todo el conocimiento y las habilidades para proteger nuestro planeta y nuestro medio ambiente 1.

Se han hecho estudios en los que simulando concentraciones mayores de CO2 en los cultivos de trigo, arroz, guisantes y soja, éstos pueden disminuir en nutrientes como el hierro y el zinc. Así que desde este punto de vista, ya es importante empezar a revisar las emisiones de CO2 que se producen 2.

Tal vez pensamos que lo que cada uno hace no afecta al resto, pero tomemos aquellos ejemplos de la naturaleza, que con sus acciones significan un efecto potente en nuestra supervivencia, como la pequeña abeja que poloniza las flores, las aves migratorias, las plantas que recogen cada día la energía del sol, transformándola para todos…en fin, tantas maravillas que suceden cada día, y ya ni las percibimos, pero que no por eso dejan de ser espectaculares.

Cuidar nuestro medio ambiente es de un interés de primer orden en la actualidad. Sabemos que cómo vamos en general en ese sentido no es del todo lo ideal. Pero usted, puede hacer muchísimo en muchísimos sentidos. Y esta semana, que se celebra el día mundial del medio  ambiente, es mi motivación, recordarle  lo que  a nivel  de su alimentación puede hacer para influir enormemente en los resultados. Y si cada uno de nosotros hace algo, son millones de gestos positivos que redundarán en el bienestar de todos.

Estos gestos que además implicarán beneficios en su salud, pueden ser los siguientes:

Programe su menú de cada semana

Si sabe cómo se alimentará durante la semana, sabrá lo que necesita. Y así, solo comprará lo que requiere, evitando despilfarros.
Sabía, que Francia se ha convertido en el primer país del mundo en prohibir a los supermercados que tiren o destruyan la comida que queda sin vender, y deben donarla a organizaciones de caridad y bancos de alimentos? Se espera que otros países de la comunidad europea se sumen a ésta gran medida 3.

La lista de la compra de alimentos

No compre con mucho apetito, porque tenderá a antojarse de alimentos que no necesita. Pero con una lista ya programada, podrá concentrarse mejor en lo que realmente necesita. No compre alimentos que no optimizan su salud.

En el momento de la compra

Recuerde dar paseos innecesarios con sus alimentos. Sobre todo con aquellos que requieren conservarse en frío.
Revise fechas de caducidad, y observe que el producto cumpla con las  expectativas de calidad. Prefiera alimentos locales y de la estación actual. No crea que porque muchos alimentos catalogados como extraordinarios y que en su región no se producen, los necesita de una manera imprescindible. Le aseguro que encuentra muchos alimentos „superfood“ en su región, y que fueron producidos de una manera respetuosa con el medio ambiente.

El almacenamiento

Coloque cada alimento en el sitio adecuado para conservarse. Por ejemplo, alimentos perecederos en la nevera, en los diferentes compartimentos. Tenga en cuenta, la facilidad para sacar los alimentos de acuerdo a su utilización. Esto conllevará a la conservación de nutrientes de sus alimentos y utilización eficaz de sus productos, sin desperdicios. Estos últimos que son los que podrían tener un efecto nefasto en el clima, la tierra, y la biodiversidad. Responsables en la producción de millones de toneladas de gases de efecto invernadero a la atmósfera del planeta y pérdida de millones de litros de agua que se utilizó en su producción 4.

Introduzca algún o algunos días vegetarianos a la semana

No necesita imprescindiblemente tener la carne en su plato para tener una adecuada fuente de proteína. Buenas mezclas entre vegetales, legumbres, semillas y cereales pueden proveerle también un plato muy nutritivo.

Aceite de Palma

En algún momento, será crucial que la industria de alimentos tome cartas en el asunto, para disminuir la producción de alimentos con este aceite, debido a los efectos  perjudiciales para el medio ambiente para producirlo,  y porque para nuestra salud tampoco es conveniente. Por eso, acostúmbrese a revisar el etiquetado de los productos que consume. Y sea crítico con lo que quiere consumir.

 

Alimentación equilibrada

Dando un gran protagonismo a alimentos de origen vegetal, como cereales, legumbres, semillas, frutas y verduras. Contribuyendo no solo a nuestra salud, si no también a la del medio ambiente.

 

Todos los puntos que he mencionado son solo algunas de las posibilidades con las que cada uno de nosotros podemos contribuir a la protección de nuestro medio ambiente y nuestra salud. Es necesario que hagamos de la protección de la naturaleza un principio. Nunca antes en la historia de la humanidad, ha sido tan importante cuidar nuestro planeta como lo es ahora.

Cuidando lo que comemos, cuidamos nuestro medio ambiente.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht.

*